martes, 27 de diciembre de 2016

Imperdonable

Un fiasco. No se me ocurre otra palabra para denominar la gran decepción que ha resultado ser la película  Villaviciosa de al lado. Y no es que se pudiera esperar una obra maestra; dado el tema, el elenco de actores y las promociones previas, una iba convencida de que los lugares comunes, las situaciones chuscas y hasta incluso las salidas de tono iban a ser la norma pero que todo se "perdonaría" con el aderezo del humor y la visión de las localizaciones de la película pero ... la verdad es que el resultado es imperdonable. Lo más salvable han resultado ser precisamente las promociones porque la obra en sí misma traspasa el mal gusto y lo soez. Se ha perdido una gran ocasión de tratar con un mínimo de inteligente comicidad asuntos tan peliagudos como la prostitución, las relaciones sociales en núcleos pequeños, la convivencia de costumbres, prejuicios y cambios sociales (la pareja de neorrurales, la normalización de la homosexualidad ...) y otros aspectos que podrían haber dado mucho juego. Entre estos últimos, el personaje del alcalde y sus trapicheos, mucho mejor reflejados en el traíler promocional como decía al principio, que en la propia película. Pero si la historia hace aguas por todas partes, donde se hunde totalmente es en el personaje del "tonto del pueblo" que recuerda las parodias más zafias de hace muchas décadas en aquellas legendarias "españoladas" de Ozores y cía. 
Lo mejor de la película han sido efectivamente las localizaciones  pero es una pena no poder presumir de pueblos y recomendarla. Francamente, no hay valor,
P.Ciutad



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada